• Instagram
  • Icono social de YouTube
  • Icono social de Google
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter

síguenos

  • roberto@sellhouserivas.es

Antes de comprar un terreno rústico.

Detalles importantes que debes tener en cuenta:

Lo primero que debes hacer es solicitar la Nota simple.

Contiene toda la información del terreno referente a su situación jurídica contenida en el Registro de Propiedad. Gracias a la nota simple tendremos la certeza de saber quién es el propietario del solar, así como comprobar posibles cargas o situaciones de servidumbres de paso asociadas al terreno. Las servidumbres de paso hacen referencia a servicios de otro usuario que pasen por el terreno, generando una situación de servidumbre muy importante a tener en cuenta, tanto de otros vecinos como del propio Ayuntamiento.

También extremadamente importante conocer las cargas o deudas que pudieran estar asociadas al terreno, puede suponer un sobrecoste económico importante.

Toda esta información está contenida en la nota simple.


Solicitar información al técnico del ayuntamiento sobre el planeamiento territorial y urbanístico.

En los terrenos clasificados como suelo no urbanizable, siempre y cuando no estén adscritos a categoría alguna de especial protección, se podrán realizar edificaciones, construcciones, obras o instalaciones que estén permitidas por el planeamiento territorial y urbanístico.


Tal y como viene especificado en el preámbulo de la Ley 10/2004 de 9 de diciembre:

El suelo no urbanizable es aquel en el que por definición no se puede destinar a otros fines distintos del agrícola, forestal, ganadero, cinegético y, en general, de los vinculados a la utilización racional de los recursos naturales, dentro de los límites que, en su caso, establezcan las leyes o el planeamiento. Sólo, por excepción a la regla general de inedificabilidad del medio rural, la ley admite posibles usos y aprovechamientos urbanísticos, siempre que sean los estrictamente necesarios y resulte imprescindible su localización en esta clase de suelo. Este tratamiento especial netamente protector y restrictivo en cuanto a la implantación de actividades que presentan un cariz urbanístico en el suelo no urbanizable, se fundamenta en la misma naturaleza de este espacio físico, cuya preservación se encuentra estrechamente vinculada a la protección del medio ambiente.